Tatuajes de Britney Spears

Britney-Spears-tatuajes

Aunque sea ha visto superada por la nueva generación de cantantes femeninas, para una gran cantidad de personas, Britney Spears seguirá siendo aquella artista a la que la prensa bautizó como “La princesa del Pop” y en la que muchos veían a la sucesora de la incombustible Madonna.

Tatuajes de Britney Spears

Britney Spears, una carrera llena de altibajos

Al igual que varios integrantes de su generación, como Christina Aguilera o Justin Timberlake, la pequeña Britney comenzó a ser conocida por ser una de las presentadoras de “El Club de Mickey Mouse”, un show creado por Disney en el que los niños podían disfrutar de sus personajes favoritos.

Tras unos años formando parte de este programa, este se canceló y volvió a retomar su vida normal, hasta que en el año 1997 el destino la hizo con Clive Calder, un importante productor musical que vio el potencial que la joven poseía. Catapultada de nuevo a la fama gracias a su álbum debut  …Baby One More Time, Britney se convirtió en el ídolo de cientos de jóvenes de todo el mundo.

Un gran éxito, al que sobrevino su estrepitosa caída, en la que multitud de personas pensaban que iba a suceder lo peor. Afortunadamente para ella, su familia y todos sus fans, no solo consiguió superar este gran bache emocional, sino volvió a retomar su carrera musical, regalándole a todos sus seguidores un regreso triunfal con el que ha dejado claro que ha vuelto para quedarse.

Tatuajes de Britney Spears

Si por algo se caracterizan los tatuajes que Britney tiene en su cuerpo, es por ser diseños sencillos, pequeños y delicados. ¿Quieres conocer cuáles son y los lugares que ha elegido para cada uno de ellos? Te lo contamos a continuación:

  • En la parte baja de la espalda nos encontramos con el que es su diseño más antiguo, una pequeña hada con su varita mágica, que la artista se regaló por su 18 cumpleaños.
  • En las caderas posee dos tatuajes de temática muy diferente: en la parte izquierda un kanji, que modificó posteriormente para darle el aspecto de una flor y el la derecha una cruz, con la que deseaba darse fuerzas para afrontar su proceso de rehabilitación.
  • En el brazo izquierdo posee un par de dados, en cuyas caras se puede ver el número favorito de la artista (el 7). Un diseño, que se hizo a juego con el padre de sus hijos, el bailarín Kevin Federline.
  • En el pie, concretamente sobre su empeine derecho, la cantante posee tres pequeñas flores de color negro, sobre cuyo extremo se apoya una delicada mariposa coloreada en el mismo tono. Un elemento, con el que Britney deseaba mostrar que había dejado de ser esa adolescente que todo el mundo adoraba, para pasar a ser una mujer fuerte e independiente.
  • En la nuca, se tatuó una de las palabras que la Kabbalah (una escuela de pensamiento basada en el judaísmo) considera que puede ayudar a sus seguidores a estar sanos.
  • En la muñeca izquierda tiene otro de sus tatuajes preferidos, unos labios de color rosa, cuyo modelo desconocemos si es genérico o tomó sus propios labios como referencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas navegando el sitio, aceptas el uso de Cookies y nuestro Aviso Legal. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar